Back

Lanzamiento de OITA

11 June 2012
Con la presencia del presidente de la República, José Mujica, se realizó el martes 20 de marzo la reunión fundacional de la Organización Internacional de Telecomunicaciones de las Américas (OITA), que agrupa a ocho países latinoamericanos.

La ceremonia, que tuvo lugar en el Complejo Torre de las Telecomunicaciones, contó con la participación del canciller Emb. Luis Almagro, el ministro de Industria, Energía y Minería, Ing. Roberto Kreimerman, la presidenta de Antel, Ing. Carolina Cosse, y los representantes de las empresas públicas de telecomunicaciones de Argentina, Brasil, Bolivia, Cuba, Ecuador, Paraguay y Venezuela.

Los representantes de los ocho países, incluido Uruguay, suscribieron en la jornada el acta fundacional de la organización, un ámbito especializado para intercambiar experiencias y opiniones en los niveles directivos y técnicos de las instituciones.

Derecho fundamental
El canciller Almagro destacó la conformación de esta organización, en tanto “las telecomunicaciones son, por excelencia, un tema estratégico del presente”.

Prevé que la nueva entidad será “un ámbito que nos permita manejar este tema con visión de futuro para que sirva al bien común y nos facilite el acceso a todos los medios”. 

Esto cobra mayor importancia aún, en cuanto “la comunicación está íntimamente ligada a nuestros más profundos derechos y especialmente a nuestros derechos culturales”.  

Celebró este acto fundacional en tanto posibilitará “una mirada política y de integración latinoamericana inclusiva”, con una comunicación pública al servicio de la disminución de la brecha social, “porque el acceso a la tecnología asegura un derecho fundamental y es obligación del Estado garantizarlo”.

AL: cadenas de valor regionales propias
El ministro Kreimerman expresó que América Latina tiene la oportunidad de desarrollar sus propias cadenas de valor regionales y posibilidades nacionales en mundo de muy rápida evolución. Para alcanzar ese objetivo, “el contacto, el desarrollo, la comunicación, la investigación y la economía escala, son fundamentales”.

Agregó que este acto fundacional  “recoge una necesidad plena de desarrollo a la cabeza de nuestras comunicaciones, con mentalidad regional y nacional, con sinergia en los costos, en las calidades y fundamentalmente, desarrollo igualitario”.

Kreimerman felicitó a los presentes por la conformación de la OITA y expresó su deseo de un “trabajo fructífero”.

Comienzo de una nueva etapa
La presidenta de Antel aseguró que la fundación de la OITA “es el comienzo de una nueva etapa, que hemos logrado entre todos, con muy buena comunicación y con mucho trabajo”.

La conformación de este organismo internacional, cuya idea comenzó en junio del año pasado, es el primer paso que continuará con un trabajo conjunto alrededor de  temas “que nos son comunes” y “para poder superarnos día a día, que es el objetivo más importante”.

Cosse subrayó que todos los presentes forman parte de empresas públicas de telecomunicaciones latinoamericanas, a las cuales “nos une nuestro rubro: las telecomunicaciones, nos une la tecnología, nos une nuestro afán de competitividad, necesario para la buena eficiencia de nuestras empresas, y nos une, sobre todo, el gran imperativo social que nos impulsa a todas las empresas en la órbita del Estado a desarrollar nuestra labor en forma eficiente”.

Dijo que hay muchos temas sobre los cuales se trabajará en forma conjunta, tales como estrategias de compras en común, aspectos regulatorios, complementación de infraestructura e interacción con la sociedad de cada uno de los países.

“Todos tenemos un compromiso con el desarrollo nacional, el desarrollo de la industria, la asequibilidad de la tecnología para los más débiles, y también un compromiso con la educación”, expresó.

A su entender, este organismo, resolviendo los múltiples temas que tiene en su agenda de trabajo, “va a generar un muy buen intercambio y una dinámica buena para todos”.

El representante de Arsat (Argentina), Santiago Trezza, señaló que su empresa brindará a la OITA toda su experiencia, apoyo y acompañamiento en su misión, sus objetivos y los de todos sus miembros.

El presidente de CANTV (Venezuela), Ing. Manuel Fernández, expresó que OITA es un lugar donde se podrán enriquecer “los unos a los otros con las experiencias y la posibilidad de Venezuela de aprender todo lo que pueda aprender de otros países”.

Ejemplificó que actualmente hay un satélite denominado Simón Bolívar que se pondrá en órbita, gracias a una alianza con Uruguay.    

El presidente de CNT (Ecuador), Rodrigo López Espinoza, dijo que la fundación de la OITA es “un acto histórico en el que damos luz a una empresa para la región”.

El presidente de Copaco (Paraguay), Mario Esquivel Bado, aseguró que la OITA será “una herramienta transformadora, que nos haga más fuertes, que nos permita competir con mayor eficiencia y permita a nuestros gobiernos implementar políticas de desarrollo en materia de telecomunicaciones dentro de nuestros países y en la región”.

El presidente de Entel (Bolivia), Carlos Reyes Montaño, sostuvo que se trata de un “día histórico”, ya que “va a significar el inicio de una nueva era en el continente en el área de las telecomunicaciones”.

El director jurídico y regulatorio de Etecsa (Cuba), Pedro Peláez Burguet, indicó que esta organización internacional “promoverá y permitirá la cooperación en el intercambio de experiencias y la coordinación de actividades conjuntas en materia de telecomunicaciones en beneficio de nuestros respectivos pueblos y soberanía”.

El representante de Telebras (Brasil), Paulo Kapp, señaló que los países presentes necesitan de “más ancho de banda, infraestructura, tecnología local, contenido local, y hacer esta unión para enfrentar a todo lo que se opone a nosotros”.