Atrás

Las niñas y la tecnología en su día

27 abril 2018
El 26 de abril se celebró el Día Internacional de las Niñas en las Tic (Tecnologías de la Información y comunicación), en ese marco Antel organizó una actividad motivadora para que las niñas y adolescentes conozcan los atractivos y el potencial de este sector tecnológico.

La conmemoración de este día, cuenta con el respaldo de los Estados integrantes de la Uit (Unión Internacional de Telecomunicaciones). El objetivo que persigue es crear un entorno mundial que empodere a niñas y mujeres jóvenes, y las aliente a contemplar una vida profesional en el campo de las Tic.

El evento estuvo dirigido a alumnas de liceos del Barrio de la innovación y del entorno de la Torre de las Telecomunicaciones. Las disertaciones estuvieron a cargo de cuatro ingenieras que contaron animadamente como fue el inicio de sus estudios, la vocación y la experiencia recogida: Alicia Fernández, Sylvia Chebi, Mariana Siniscalchi y Laura Saldanha.

 

Creer en nosotras

Laura Saldanha es ingeniera eléctrica, cuenta con una Maestría en Gerencia de Telecomunicaciones y posee experiencia en la gestión de empresas públicas. Desarrolló una amplia carrera funcional en Antel. Desde 2016 se desempeña como directora de Ancap.

Les comentó a las adolescentes, que entorno a la ingeniería hay muchos mitos, por ejemplo, que hay que ser un genio científico, que es trabajo de hombres o que a las mujeres les gusta más consumir tecnología que crearla. Resaltó que “las mujeres aportamos una mirada diferente, y una forma distinta de resolver problemas”.

Afirmó que la ingeniería está presente en múltiples sectores; las Tic se aplican a la medicina, software de diagnóstico, desarrollo de lenguaje de señas, construcción de casas en 3D, etc.

“Cuando era chica quería ser azafata, así podía viajar, pero la ingeniería también me lo permitió”, aseguró.

“Para tener éxito debemos creer en nosotras mismas, ser flexibles, adaptarnos a los cambios, animarnos a ser líderes. Necesitamos independencia intelectual y económica. Perseverar, cooperar y trabajar en equipo”, finalizó.

 

Las necesitamos

Sylvia Chebi es cofundadora y Directora de ThalesLab, incubadora y aceleradora de empresas tecnológicas innovadoras. Es ingeniera industrial electrónica de la Universidad de la República (Udelar).

También quería ser azafata de pequeña, así como bailarina, pero siguió los estudios en el área en que se consideraba buena: matemáticas. En la incubadora que trabaja ha estado vinculada al desarrollo de carretillas automática (recogen la cosecha, la lleva al camión y vuelve a buscar más mercadería), Whatsapp para jóvenes autistas, entre otros proyectos interesantes.

En Uruguay se necesitan 1.500 ingenieros por año: “el país las necesita, invito a considerar la posibilidad de estudiar ingeniería”.

 

Trabajo en equipo

Alicia Fernández es profesora titular del Departamento de Señales, directora del Instituto de Ingeniería Eléctrica, Universidad de la República.

Informó que tan solo el 20% de estudiantes en ingeniería eléctrica e informática son mujeres. Alentó a los jóvenes a abrir su espectro de estudio, mostrando que puede ser divertido y cooperativo, porque se requiere de mucho trabajo en equipo, que en principio, fue lo que a ella le ayudó a decidirse por su carrera.

 

Estudiando resolvemos problemas

Mariana Siniscalchi se recibió de ingeniera electricista en la Udelar. Se especializó en circuitos electrónicos, con aplicación a redes de sensores inalámbricos. Desde 2015 es docente en el Instituto de Ingeniería Eléctrica de Facultad de Ingeniería y está realizando sus estudios de doctorado en temas de microelectrónica.

En su caso, siempre quiso ser ingeniera; consideró que esta actividad es importante para acercar la tecnología a lo cotidiano, mostrar como resuelve problemas, y visualizar su arista creativa y divertida.

Destacó que en el campo de las Tic, hay muchas áreas para explorar, y “no siempre cuando se empieza a estudiar algo sabemos con que nos vamos a encontrar”. Eso también es desafiante y motivador.

 

Las chicas se pronuncian

Para Sofía Sanchez y Julia Rorra, quienes concurren al Liceo N°21, la charla estuvo muy entretenida ya que las cuatro ingenieras se complementaron muy bien.

Julia quiere ser diseñadora de ropa, pero también le gusta el diseño gráfico, por lo tanto le interesa las matemáticas. Para ella, la poca participación de las mujeres en el sector tecnológico se explica porque la población aún cree que hay trabajos determinados para hombres y otros para mujeres, las cuales no se animan a cambiar esa mentalidad.

Mikaela Martínez y Milagros Ponce de León también son alumnas del Liceo N°21, se sorprendieron del gran avance de la tecnología, concretamente cuando Laura Saldanha comentó la invención del robot quirúrgico Da Vinci que realiza cirugías, y es operado por un cirujano que maneja una consola.

Abril Pereira asiste al Liceo N°55 y si bien le gusta la Literatura y Ffilosofía, saber que puede ayudar a los demás a través de la ingeniería le es muy atractivo.

“Me gustaría cambiar el mundo y que las personas que tienen discapacidad tuvieran más oportunidades y estén integradas”.

“Creo que la sociedad le adjudica roles a hombres y mujeres en cuanto al trabajo, a veces no se estudian carreras tecnológicas porque se cree que hay que ser muy inteligente”, afirmó Abril.