La vigésima quinta edición del “Día del Patrimonio” se llevó a cabo el sábado 5 y domingo 6 de octubre.

La temática de este año fue "La música del Uruguay", en homenaje a la figura de Amalia de la Vega al conmemorarse 100 años de su nacimiento. Con más de 16 mil personas, nuestro edificio fue de uno de los lugares más visitados del país.

Homenajeada
Amalia de la Vega (su nombre verdadero era María Celia Martínez Fernández), nació en Cerro Largo el 19 de enero de 1919 y murió el 25 de agosto del 2000. Fue dueña de una voz privilegiada y sus canciones folclóricas marcaron una generación. 

Visitantes
A partir de las 10h comenzó a llegar el público. Motivados por el atractivo arquitectónico y la visual que tiene el Mirador, muchos repitieron la visita de años anteriores, y otros llegaron por primera vez al Complejo.

Daniel y su hijo Juan Martín retornaron por la vista panorámica del Mirador: “Hace unos años vinimos y por iniciativa de mi hijo retornamos. Estas jornadas sirven para ver el patrimonio que tenemos, para valorarlo, para que en caso de tener que defender algo, lo hagamos. Todo esto es nuestro y está hecho gracias al esfuerzo de todo el pueblo uruguayo. Que dos días en el año lo recorramos es genial. Quiero resaltar la buena atención que nos brindaron”.    

Juan Martín: “El Mirador es muy bello, tiene una vista hermosa, siempre hay construcciones nuevas que descubrir y por eso quise visitarlo nuevamente. Es un buen paseo para hacer en familia”. 

Heber (La Paz, Canelones): “Trabajé muchos años en el dique de Tsakos y me dio mucha curiosidad ver cómo cambió la geografía del barrio. Desde el Mirador la vista es espectacular, es un paseo que volveré a repetir”. Nunca la había visitado a pesar de estar enfrente.

Adriana, Adrián y la pequeña Sabrina, visitaron por primera vez la Torre. “Me llamó mucho la atención el diseño de la Torre y estoy disfrutando de la vista del Mirador”, señaló Adriana. “Es realmente es un paseo recomendable”, dijo Adrián.

Pablo, Cintia y Florencia (barrio Peñarol) por primera vez recorrieron el Complejo. “Hace años que pensábamos venir y tanto la vista como la atención que recibimos fue espectacular. Está todo impecable”, expresó Pablo.

“El nivel 26 me encantó. Ver toda la ciudad desde lo alto es hermoso”, comentó Florencia.

“Es un lindo paseo para realizar en familia”, concluyó Cintia. 

Carlos y Luisa viven en el Centro de Montevideo, ambos no conocían el Complejo.  “Disfrutable, encontré todo muy prolijo. El paisaje del Puerto es muy lindo. Ojalá se sigan haciendo estas instancias”, dijo Carlos. 

“Fue una linda experiencia, me dio un poco de impresión el ascensor panorámico, pero me encantó. La bahía es bellísima. Es un paseo recomendable”, señaló Luisa.  

De Brazo Oriental llegaron Michel y Natalia que no conocían la Torre. “Es una experiencia distinta. Desde que entramos fuimos muy bien recibidos, eso hace que la gente vuelva. En el 26 me encantó el paisaje de la bahía; espectacular”, expresó Michel.   

“Tenemos muchos lugares lindos para conocer, tanto en Montevideo como el interior. En el Mirador podés ver toda la ciudad y valorar todo lo que tenemos y no sabemos aprovechar. Recomiendo que visiten el nivel 26, no se lo pueden perder”, sugirió Natalia. 

Victoria es boliviana y comenzó su jornada bien temprano junto a su familia, ya que desde las 8 de la mañana armaron su puesto de artesanías. Ella forma parte de varios de los vendedores extranjeros que se nuclearon en la puerta y alrededores del Complejo Torre. “Lo elegimos porque es un lugar de mucho tránsito de gente, es uno de los más visitados durante el Patrimonio. Estamos desde temprano y nos vamos a quedar hasta la tarde, ya que también hay espectáculos”, concluyó.

Los japoneses Eiko y Makoto son amigos y viven desde hace casi dos años en Montevideo. En su primera visita al nivel 26, aseguraron que “la vista del Mirador hacia la ciudad, es muy linda”. 

Una excursión proveniente de varios lugares de Canelones y que se organiza hace más de 10 años, desembarcó en las inmediaciones de la Torre cerca del mediodía, con el objetivo de visitar el nivel 26. 

Griselda, la vocera del grupo, indicó que “es precioso, tiene una vista divina y vale la pena visitarlo. Nuestro grupo de amigas es grande y se mantiene prácticamente igual año tras año. La excursión partió de Santa Rosa y fue por varios sitios del departamento hasta llegar a Montevideo”, expresó.   

Mingche y Shehhui provienen de Taiwán, él hace 20 años que vive en Uruguay y ella cuatro. Tienen dos pequeñas: Isabella y Victoria, y es la primera vez que vienen a visitar la Torre. “Está divino acá, aunque las colas son bastante largas por la masiva concurrencia”, aseguró Mingche. Previamente la familia había estado disfrutando de la Plaza Independencia. 

Espectáculo
La “Escuela de Tango Destaoriya” de la Fundación Cienarte fue la propuesta artística en el Complejo Torre.  Cienarte es una organización sin fines de lucro, nació en el 2003 con el objetivo de generar oportunidades para jóvenes talentosos en el arte o la ciencia que no dispongan de los medios necesarios para desarrollar sus habilidades y capacidades por razones socio-económicas o por falta de oferta en la enseñanza formal. En Artes trabaja desde hace 10 años con la Escuela de Tango Destaoriya dirigida por el Mtro. Raúl Jaurena. Se imparten cursos en la interpretación del género, para instrumentistas en general y cantantes, cursos de bandoneón para alumnos principiantes y avanzados, y también talleres de composición.

El gestor de la escuela, Diego Cubelli, indicó que este “es un espectáculo que desde hace unos años venimos presentando aquí en el Anfiteatro”. En ambas jornadas, se interpretaron tangos clásicos como “Fuimos”, “Las cuarenta” y “Naranjo en Flor”, entre otros.

Una de las voces más destacadas fue la del compañero de Antel, Manuel Montaño, quien trabaja en la DTD y es integrante de la fundación desde hace un año y medio. “Cantar aquí se siente muy bien, soy locatario, es como estar en casa”, subrayó feliz.




21 de enero de 2020