El miércoles 6 de noviembre se realizó la quinta edición de Gamelab en el Auditorio Mario Benedetti de Antel.

Este evento que originalmente se realizó en Barcelona en 2005, ha ido ganando espacio en otras ciudades. Uruguay fue la sede del primer Gamelab en Latinoamérica en el año 2015.

Reúne a las personalidades más influyentes del mundo de los videojuegos, creando un ámbito propicio para el intercambio de ideas y experiencias, así como los desafíos que enfrenta en un sector en continua transformación.

En la apertura de la jornada estuvieron el Presidente de Antel, Ing. Andrés Tolosa; el Director de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones, Ing. Rodrigo Díaz y el Director de Gamelab, Iván Fernández Lobo.

Soporte de la industria
El Presidente de Antel, Ing. Andrés Tolosa destacó el gran avance de la industria del entretenimiento digital, “hace unos años era todo un descubrimiento y ahora es una industria consolidada y pujante, de todas formas, la innovación requiere la continuidad de nuevos desafíos”.

“Antel busca el desarrollo propio de su negocio y fomenta el uso de las redes y el valor agregado que puede introducirse en ellas”. Sobre la evolución de los Esports, afirmó: “vemos con mucha atención el enorme salto que ha dado en el mundo. La infraestructura desplegada por Antel otorga la posibilidad de darle soporte al desarrollo de los Esports, tanto por el uso del Antel Arena en vivo, como la difusión mediante Vera+”.

Mercado a conquistar
El titular de Dinatel, Ing. Rodrigo Díaz hizo referencia “a la gran resonancia internacional de un evento de esta naturaleza; los actores más influyentes del sector marcan la importancia de estar en Gamelab. Estas características aseguran una masa crítica para potenciar el intercambio de conocimiento, experiencias y oportunidades de negocios, reforzando el tejido industrial de la rama y su internacionalización”.

“Hay un importante mercado al que hay que integrarse, en donde el desafío es salir a buscar las oportunidades en un mercado muy competitivo; se debe salir a jugar en las grandes ligas y Uruguay tiene muy buenas posibilidades para hacerlo”, sentenció.

La influencia del juego
El Director de Gamelab, Iván Fernández Lobo dijo en la apertura del evento que a lo largo de la jornada “se hablará del presente y futuro de la industria, la cual ya es en un medio y como tal tiene una influencia social, cultural y económica”. 

Pocos pero buenos
Gonzo Suárez,  integrante del Consejo Asesor de Gamelab, comentó que el objetivo de la actividad es que una industria que es global, tenga relación entre ella para aprender de sus fallos y aciertos.

“Me interesa más la gran comunión entre la industria española y uruguaya, que otros elementos anglosajones que vienen bien pero son más ornamentales. Las comunidades de estos dos países comparten coincidencias en los métodos de trabajo, creatividad y mecanismos de entrada al mercado”. 

Consultado sobre el desarrollo de videojuegos en nuestro país, subrayó  que Uruguay, a pesar de tener poca población, “posee una representación potente de cada una de las industrias culturales y en videojuegos para lo mismo.  Existe un proceso de maduración en varios aspectos: en el proceso de convertir un juego en un producto y el conocimiento del entrono en el que van a tener que litigar para hacer de su empres una forma de vida; sin embargo, el elemento creativo ya estaba”, puntualizó.

 




07 de noviembre de 2019