Cada 25 de noviembre se conmemora el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, fecha que ha sido designada por la ONU en el año 1999.

 

La violencia basada en género es una forma de discriminación que atenta contra el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales de las mujeres. Se basa en una relación de poder históricamente desigual entre varones y mujeres.

En Uruguay, la normativa vigente (ley19.580, 2017) “tiene como objeto garantizar el efectivo goce del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia basada en género. Comprende a mujeres de todas las edades, mujeres trans, de las diversas orientaciones sexuales, condición socioeconómica, pertenencia territorial, creencia, origen cultural y étnico-racial o situación de discapacidad, sin distinción ni discriminación alguna”.

Formas de violencia basada en género comprendidas dentro de la normativa:

  • física
  • psicológica o emocional
  • sexual
  • por prejuicio hacia la orientación sexual, identidad o expresión de género
  • económica
  • patrimonial
  • simbólica
  • obstétrica
  • laboral
  • en el ámbito educativo
  • acoso sexual callejero
  • política
  • mediática
  • femicida
  • doméstica
  • comunitaria
  • institucional
  • étnica racial

La violencia de género se manifiesta de distintas maneras, pero tiene su expresión más dura en la violencia doméstica. En nuestro país, entre enero y octubre de 2018, se registraron 46 asesinatos de mujeres, de las cuales 27 fueron por violencia doméstica, siendo el 70,1% de estos asesinatos cometidos por parejas o ex parejas (Datos del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior – noviembre de 2018).

Antel cuenta con un Equipo de Referentes en VBG, constituido por profesionales formadas en el abordaje de la temática, cuyo cometido es la recepción, orientación, escucha, acompañamiento, derivación y seguimiento de los casos de violencia basada en género, detectados en la organización.