Podés programar desde tu teléfono que una llamada entrante sea puesta en espera (recibiendo un tono que indica esta situación), mientras mantienes una comunicación.

Esta facilidad no tiene costo de conexión ni tarifa mensual.